Granadilla bien merece una visita

Hoy os queremos dar a conocer la Villa de Granadilla, a menos de 30 minutos de Ramajal Rural, auténtica maravilla arquitectónica y sin duda fragua de la historia de las Hurdes; su muralla con forma semejante al fruto del granado, dio nombre a la población. 

Un error de cálculo del ingeniero que realizó el pantano de Gabriel y Galán, hizo que sus vecinos fueran obligados a dejar la villa en 1961, pues este aseguró que Granadilla estaba en la cota de inundación, haciendo de aquel mal para sus vecinos que debieron abandonar sus hogares, una maravilla para la actualidad, pues ha hecho que sus murallas, castillo, antiguas casas …, queden conservadas como entonces para nuestro recreo, pues las aguas nunca llegaron a la población.

Villa de Granadilla

Villa de Granadilla

El castillo que se encuentra en la población es sin duda una alhaja arquitectónica, y por ello, merece la pena programar una visita, conservado perfectamente, no debemos perdernos, ver sus chimeneas, las empinadas escaleras, salas, salones, habitaciones con sus letrinas horadadas en sus muros, etc…, a poca imaginación que tengamos viajaremos 800 años atrás. Desde lo alto unas vistas inmejorables de toda la villa, de su muralla, del amplio pinar que se extiende a sus pies, del pantano que desborda su grandiosidad y enriquece los campos con sus aguas. 

Castillo de Granadilla

Castillo de Granadilla una maravilla arquitectónica

Pasear por sus calles empedradas en un día solariego de otoño, sin duda hace del momento un deleite, el ayuntamiento, la cárcel, la iglesia, el barrio antiguo, hoy casi en ruinas y que data de la época de los musulmanes allá por el siglo IX, hace que nuestra cámara fotográfica no deje de trabajar.

 UNOS RETAZOS DE HISTORIA

En 1170 el rey Fernando II de León después de haber derrotado a los musulmanes, puebla la aldea, que había quedado muy despoblada tras la batalla y la dota de muralla y castillo, dándole el título de villa de Granada, nombre que tras la reconquista de la actual ciudad de Granada cede a esta, pasando a nombrarse Granadilla. 

En 1221 las Hurdes empezaron a depender de Granadilla, dividiéndose en la dehesa de lo Franqueado y la dehesa de las Jurdes, podemos decir sin exactitud la denominación actual de Hurdes bajas y las Hurdes altas, si bien con una suerte muy diferente, pues la dehesa de Jurdes es dada a La Alberca como dehesa de concejo (población actualmente perteneciente a la vecina Salamanca y que merece otro post que publicaremos próximamente), Las leyes municipales de esta población ahogan a los habitantes de las Hurdes, pues les prohíben la caza, la pesca y el cultivo que sólo queda autorizado para los vecinos de la Alberca; diferente es en la dehesa de lo Franqueado, que previo pago, pueden realizar todo esto. 

Si cruel era la vida en la obscura edad media, más lo era en las zonas de montañas, en tierra dura y pobre, aislada, sin vías de comunicación, si además lo único que se podía hacer en ella para dar de comer a sus habitantes se prohibía o se tasaba con impuestos abusivos, hizo que el desarrollo en la comarca fuese muy lenta.

 

Anuncios

Un comentario en “Granadilla bien merece una visita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s